Derek Riggs, el pintor detrás del éxito de Iron Maiden

Derek Riggs

por Gonzalo Salvatierra para Cuestión de Jueves.-

“Estás pintando camisetas cuando pintas para portadas de discos”, reflexiona Derek Riggs en una entrevista que mantuvo con el periodista Cyrus Aman en 2013. El artista del que nos ocupamos hoy se hizo reconocido mundialmente cuando plasmó a Eddie The Head en la tapas de los primeros álbumes de Iron Maiden. Decidí utilizar ese verbo, porque Riggs no creó a “Ed” para la “Doncella de Hierro”, sino que se trataba de un dibujo con el que venía trabajando antes que la banda se fundara en la nebulosa Londres. Es más, “Eddie” fue la creación que sorprendió a Ron Smallwood, histórico representante de los ingleses.

Derek Riggs

“Iron Maiden” (1980) no fue su primer trabajo. No hay mucha información sobre su etapa anterior a la “Doncella de Hierro”, pero podemos asegurar que, oficialmente, su primera portada fue un disco de jazz, así lo explicó en una entrevista con Metal Circus en 2003: “La primera tapa que hice tenía una figura de plata durmiendo en una roca frente a un acantilado, fue un disco de Jazz para Jim Mullen y Dick Morrisey, llamado ‘Cape Wrath'”. “En los primeros días hice muchos estilos diferentes, Jazz, Disco, Rock ‘n’ Roll…”, continuó el artista con el mencionado sitio web. Para sus creaciones las películas y los libros fueron sus primeras inspiraciones, pero siempre recalca que busca plasmar su propia visión en sus creaciones.

Cape Wrath

Su primera vez con Iron Maiden

“Smallwood vio algunos de mis trabajos en EMI, porque su director de arte tenía algunos colgados de su despacho”, contó Derek Riggs sobre los inicios de su relación con el grupo inglés. “La pintura de Eddie que salía en la portada de su primer disco era una pintura que yo hice año y medio antes de que ni siquiera hubieran oído hablar de mi (…) Se trataba de una calavera con una camiseta gastada y el pelo de punta”, continuó detallando el artista. Para el toque “heavy metal”, reconoció que solo le puso un poco más de pelo. Tras este dibujo, quedaron impresionados y le firmaron un contrato de exclusividad por tres años.

La valoración de Riggs sobre “Eddie” en Iron Maiden es categórica: “Jugó un papel importante en el éxito (de la banda)”, sostuvo en un diálogo que mantuvo con el sitio Rafabasa.com. A su vez, señaló que el grupo londinense le dio “más importancia a vender merchandising que a vender discos”. “Sus beneficios por merchandising siempre han superado a los de la venta de discos en algo así como diez a uno”, agregó el ilustrador. En ese esquema, sus pinturas desempeñaron un rol clave, lo que motivó conflictos con el propio grupo. “Las portadas de los álbumes recibió más atención que la música, y eso trastornó su ego”, reconoció con Cyrus Aman.

Killers (1981)

En sus primeras tapas, se denota la utilización de los colores “amarillo” y “negro”. Ante esto, Derek Riggs afirmó que se debían a la forma en que estaban iluminadas las calles de Londres en las que vivía. “Esas luces de sodio amarillo, que eran baratas, pero que hacían que todo se viera tan amarillo como los pozos sulfurosos del infierno”, detalló el ilustrador. En las primeras dos portadas (Iron Maiden y Killers) reflejó la zona de Finsbury Park en la ciudad de Londres. “Allí viví a mediados de los setenta”, declaró en su página oficial de Facebook. Además, comentó que esos colores, sumado el rojo, son los que utiliza la naturaleza usa para identificar a los animales venenosos.

La aparición de Salvador Dalí, ¿gran influencia?

El 15 de Junio, Iron Maiden sorprendió al mundo con un nuevo sencillo: “Purgatory”. Se trata de una canción compuesta por su bajista Steve Harris. Sería la última canción que cantaría Paul Di’Anno, antes de ser reemplazado por Bruce Dickinson. Para este single, Derek Riggs dibujó una portada que el propio Smallwood elogió por su calidad. Por ello, decidió utilizarla para su propio disco de estudio “The Number of the Beast (1982)”. Luego de la decisión del manager, Riggs tuvo que pintar una nueva tapa para este nuevo corte de difusión. Iron Maiden salió al mercado con la cara del diablo pudriéndose para revelar la mascota de la banda, la cara de Eddie debajo.

Ahora bien, la cara del demonio tenía un detalle que revela parte de la influencia del ilustrador. Esos bigotes eran muy distintivos. Era Salvador Dalí. “Lo escogí como la cara del demonio porque me encanta su obra”, reconoció Derek Riggs. “Su imaginería es muy notable y ha calado en la mayoría del arte del mundo (…) Sin su influencia creo que la mayor parte del arte actualmente en el mundo simplemente no existiría (…) Antes de Dalí las cosas se pintaban estrictamente como eran, después de Dalí todo era algo más. Los relojes se derretían y las montañas eran caras (…) Dalí lo cambió todo”, agregó el ilustrador en una charla con Rafabasa.com.

Salvador Dalí
Véase los bigotes del diablo de la imagen

La importancia de la continuidad

Las portadas de “Piece of Mind” (1983), “Powerslave” (1984), “Somewhere in Time” (1986) y “Seventh Son of a Seventh Son” (1987), muestran a un Eddie cada vez más desmejorado. En el primero, la cabeza de la mascota de Iron Maiden estaba atornillada tras una lobotomía. El tornillo se mantuvo en el siguiente. En el tercero, “Ed” perdió un ojo y en último álbum que mencionamos, las heridas parecen cada vez más graves. Según Riggs, esta situación “no se debe a una historia”, pero “mantenía detalles de otros álbumes para darle cierta continuidad, como un tatuaje o una cicatriz”. “Eddie vivió muchas aventuras con lo que no podía salir ileso”, agregó.

Su mejor obra: “Somewhere in Time”

La portada del año 1986 fue la mejor en toda su carrera. Riggs reconoció que le costó y que soñaba con esa tapa. “Me llevó tres meses en total”, narró en el libro de Martin Popoff “Run for Cover: El arte de Derek Riggs”. “Se me metió en la cabeza y no pude ver nada más. No podía pensar en otra cosa. Me metí en la cabeza de Iron Maiden, por eso hay todos estos pequeños detalles”, continuó el ilustrador en el texto que cuenta todos los pormenores de las portadas que realizó para la banda inglesa. Ésta, en particular, es un dibujo de 80 x 40cm. A diferencia de otras, la tapa y la contraportada están unidas contando la misma historia. Adjunto un análisis de Todo Rock.

1.- La firma estilizada de Riggs se puede ver como una insignia en el pecho de Eddie (la mascota de IRON MAIDEN).
2.- Eddie está posado junto a una señal de calle en la que pone parcialmente “Acacia”. Seguramente sea una referencia a la canción “22 Acacia Avenue” del disco “The Number Of Beast” (1982).
3.- Junto a Eddie hay un póster del álbum debut de la banda del año 1980.
4.- A la izquierda del arma de Eddie, hay un “Ojo de Horus” ubicado en la parte superior de un rascacielos. Este antiguo símbolo de protección egipcio se menciona en la canción que da nombre al disco “Powerslave” (1984).
5.- Detrás de la pierna derecha de Eddie, reflejada en la ventana del Bradbury Towers Hotel International, hay un cartel que dice “Esta es una pintura muy aburrida”.
6.- Parece que Eddie tiene un símbolo de peligro biológico (Biohazard) en su entrepierna Riggs dijo: “Él tiene propulsión nuclear”.
7.- Al lado de la pierna izquierda de Eddie, hay un recipiente de plástico amarillo fijado a un poste de luz, que hace referencia a la portada del álbum de debut homónimo del grupo “Iron Maiden” (1980).
8.- En la parte inferior podemos ver un gato negro sentado que también aparece en la portada de “Live After Death” (1985).
9.- En la parte inferior, justo debajo de las piernas de Eddie hay una pizzería. Riggs afirmó lo siguiente: “¿El cirílico encima de las palabras Pizza Hot? Creo que dice leche agria en ruso”.

Contraportada (sección 1)

01.- ¿Te hace una birra antes de salir a volar? Pues vamos al Aces High Bar.
02.- Hay un avión Spitfire volando.
03.- En el horizonte, más allá de la ciudad, lo único que se puede ver son las pirámides de “Powerslave”.
04.- L’Amours era un sitio de Brooklyn donde IRON MAIDEN tocaba muy a menudo. Como curiosidad, hizo un show secreto en 1988 bajo el nombre de Charlotte and The Harlots.

Contraportada (sección 2)

01.- El Long Beach Arena es donde MAIDEN grabó “Live After Death” en 1985.
02.- Hammerjacks es un club nocturno de Baltimore que solía visitar la banda.
03.- Debajo de Hammerjacks se puede leer un letrero del Bar de Tehe, donde se grabaron voces para “Heaven Can Wait”.
04.- El ángel cayendo en picado por el costado de las Torres Bradbury es Icarus. También es un guiño a LED ZEPPELIN.

Contraportada (sección 3)

01.- IRON MAIDEN grabó en 1980 su concierto en el Rainbow de Finsbury Park de Londres. En la actualidad es una iglesia cristiana.
02.- El cartel que dice “Sand Dune” es en referencia a “To Tame A Land” del álbum “Piece Of Mind” (1983), basado en la novela “Dune” de Frank Herbert.
03.- La banda contactó con Frank Herbert para pedirle permiso para ponerle como nombre a la canción “Dune”. ¿Su respuesta? “No, no puedes llamarlo ‘Dune’. Y no puedes hacer nada basado en mi libro, porque creo que el rock ‘n’ roll es decadente y corrupto”, según recuerda Riggs. Así que pusieron el texto “Herbert Ails”, en referencia a su autor.
04.- Junto a “Sand Dune” hay una señal del Marquee Club, que parece algo más grande que el original de Londres.
05.- Ahí podemos ver una TARDIS, nave espacio-temporal de ficción que aparecía en la serie de televisión de “Doctor Who”. Bruce Dickinson es fan de ella.
06.- The Ruskin Arms era un pub del East End conocida como la “casa” de IRON MAIDEN.
07.- Sobre el pub hay una prostituta en una habitación roja. Probablemente sea Charlotte The Harlot.
08.- En el puente que cruza la calle hay un reloj digital que indica las 23:58h. Dos minutos para la medianoche (“Two Minutes To Midnight”) en referencia a su clásico de 1984.
09.- “The Philip K. Dick Cinema” es un guiño al autor cuyo libro ¿Sueñas los androides con ovejas eléctricas? de 1968 inspiró la película “Blade Runner”.
10.- La película “Blade Runner” explicaría los letreros de “Dekkers Department Stores” y “Tyrell Corp” en el fondo.
11.- “Asimov Foundation” (La Fundación Asimov) es un guiño al escritor de ciencia ficción Isaac Asimov.
12.- Aparece “La Muerte” de las obras “Live After Death” y “The Trooper”.
13.- The Phantom Opera House se refiere a la canción de la banda y la única banda sonora de Lucozade, “Phantom of the Opera”.
14.- Otra referencia del equipo de fútbol West Ham en el puente. Según el marcador, los Hammers parecen haber dado una paliza al Arsenal.
15.- Al final de la calle, hay un letrero de neón que dice que ‘Gypsy’s Kiss’ actuará esa noche. Recordamos que esta fue la primera banda del bajista Steve Harris.

Contraportada (sección 4)

01.- La marisquería “Ancient Mariner”, en referencia a la canción “The Rime Of The Ancient Mariner” del grupo (1984)
02.- Bradbury Towers se puede encontrar en Upton Park, una vez fue el hogar del equipo de fútbol West Ham United de Steve Harris.
03.- Bajo el letrero de Bradbury Towers podemos leer “La venganza de Maggie” (Maggie’s revenge), la ya fallecida primera ministra Margaret Thatcher cuyo apodo era “La doncella de hierro”.
04.- Se puede ver al mismísimo Batman acechando en las sombras del puente.
05.- La camiseta de Nicko McBrain dice “¿Iron What…?”.
06.- Bruce Dickinson sostiene un cerebro como referencia al álbum “Piece Of Mind” (1983).

Los secretos en sus portadas

Como vimos con “Somewhere in Time“, Derek Riggs solía esconder muchos elementos en sus álbumes. Cuando fue consultado al respecto, aseguró que le gustaba colocar detalles en sus pinturas. En la portada de “Twillight Zone” agregó un “Mickey Mouse“, lo cual lo consideró “gracioso”, a pesar de que la banda “no compartía su sentido del humor”. Para poder ver todos los elementos que escondía en las tapas, recomendaba comprar pósteres, para poder apreciar todos los detalles. [Nota de Redacción: si les interesa más este tema, véase: “Powerslave” y “Seven Son of a Seventh Son”. Son ¡imperdibles!.

Su última obra con Iron Maiden

A comienzos de los ’90, Derek Riggs comentó ya era muy difícil trabajar con la banda. Por ello, decidió dejarlo. Para graficar esta situación, él relató un día de trabajo con el grupo inglés. “(Para el álbum The Number of the Beast) Me llamó un viernes por la noche y quería la pintura para el lunes por la mañana, así que sólo tuve dos días para terminarlo entero. Tuve que trabajar durante dos días y dos noches casi sin dormir para tenerlo a tiempo. Por eso tuve que usar las figuras tan pequeñas, porque tenían que estar pero no tenía tiempo para pintarlas“, relató. A su vez, arremetió contra la banda por pedirles cosas incoherentes, según su consideración. “Eddie no tenía permitido hacer nada malo, pero tenía que aparentar ser el más diabólico (…) No tenía ningún sentido“, indicó.

Última portada de Riggs en Iron Maiden: Wicker Man (2002)

Portada de singles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: